3 Sentimientos y toma de decisiones

Posted on abril 10, 2011

0




Damasio hace una crítica a la imagen racionalista cartesiana del hombre, reelaborada por la teoría de la elección racional de la «microeconomía», subrayando la importancia de la emoción y la evaluación afectiva en la toma de decisiones.

Existe una estrecha relación entre una serie de regiones cerebrales y los procesos de razonamiento y toma de decisiones, específicamente implicados en la planificación y la decisión “personal y social”, y el procesamiento de las emociones. Son sistemas precisos para mantener en la mente, a lo largo de un tiempo, la imagen de un objeto relevante, pero ya no presente.

Las emociones y el razonamiento no son así incompatibles, sino que se vinculan en un sistema de procesamiento total de información y de la construcción de sentido: Los sentimientos nos encaminan en la dirección adecuada, nos llevan al lugar apropiado en un espacio de toma de decisiones, donde podemos dar un buen uso a los instrumentos de la lógica.

En palabras de Phillip Johnson:

Para decidir, hay que juzgar; para juzgar hay que razonar; para razonar hay que decidir (sobre qué se razona)”

Sobre la situación que requiere una decisión, sobre las diferentes opciones de acción (respuestas), sobre las consecuencias de cada una de estas opciones (resultados).

Anuncios