8 El modelo de los borradores múltiples

Posted on abril 20, 2011

0




Daniel Dennett esboza[1] una hipótesis adicional a estos planteamientos.

El modelo cartesiano proponía de que la idea se producía en la mente, alcanzaba la glándula pineal y generaba una actividad en el cerebro. Dennett señala que, aunque hemos abandonado la idea cartesiana de la dualidad mente-cuerpo, aún sostenemos la idea cartesiana de que hay algún punto en el cerebro en el que la información se organiza coherentemente, la metáfora de que habría algún lugar donde el “yo” vea la información que se proyecta en la mente “como en una pantalla”

Propone que no pensemos en la mente como un teatro, que abandonemos la metáfora del teatro cartesiano donde la mente se constituya en escenario. Metáfora que proviene de nuestra propia apreciación introspectiva de la conciencia, esto es, de la vivencia de la conciencia como un fenómeno único.

Dennett considera que hay miles de módulos mentales que procesan simultáneamente la información fragmentada y de diferente carácter que reciben, y que esta información está siendo continuamente editada, revisada y modificada. De esa manera, diferentes borradores conviven y van siendo reeditadas continuamente con la nueva información.

En su opinión, no hay un lugar, ni un tiempo definidos que marque la diferencia entre algo que aún no es consciente y algo que sí. Ni ninguna característica que diferencie a las diferentes versiones entre sí, ya que no hay un revisor central que dé sentido.

Así estas diferentes versiones coexisten simultáneamente hasta que con el paso del tiempo, a fuerza de no reeditarse, son borradas y queda una única versión, un flujo narrativo, que es el que queda en memoria.


[1] Dennett, Daniel, “La conciencia explicada: Una teoría interdisciplinar”. Editorial Paidós, Barcelona, 1995.

Anuncios